Mateos traslada al alcalde que el empleo y la creación de oportunidades es el principal objetivo del PSOE para Salamanca

El portavoz del Grupo Socialista en el Consistorio salmantino, José Luis Mateos plantea, en la reunión institucional mantenida hoy con el primer edil, un giro y un cambio total en las políticas y en la gestión municipal que se han demostrado inútiles e ineficaces y que han supuesto que más de 10.000 personas hayan tenido que marcharse de la capital en los últimos siete años por la imposibilidad de poder tener un proyecto de vida en la ciudad. Una sangría poblacional a la que hay que poner fin porque está matando a Salamanca y que el PP, y los sucesivos alcaldes populares, han sido incapaces de parar.

El Portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Salamanca, José Luis Mateos, ha planteado, en el encuentro institucional mantenido con el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo, la necesidad de un cambio total en las políticas y en la gestión que se ha llevado hasta ahora por los sucesivos gobierno del PP en el Consistorio salmantino, que tan inútiles se han mostrado a la hora de crear empleo y buenos servicios públicos en la ciudad, con el objetivo de acabar con la sangría poblacional y que los salmantinos sigan viéndose obligados a emigrar en busca de oportunidades, un proyecto vital y una vida mejor.

El portavoz socialista ha hecho ver al alcalde y exigido la necesidad de acabar con el continuismo en las políticas municipales puestas en marcha hasta ahora por el PP en el Consistorio salmantino, que han supuesto el estancamiento en el desarrollo social y económico, el inmovilismo a la hora de transformar la capital en una ciudad moderna y sostenible y, por ende, la lenta agonía de Salamanca.

Mateos le ha recordado a Carbayo que Salamanca ha perdido más de 10.000 habitantes en los últimos siete años, o lo que es lo mismo, cuatro personas abandonan la ciudad cada día, en su mayoría jóvenes. Una situación grave en la que el equipo de gobierno del Ayuntamiento, como administración más cercana al ciudadano, ha tenido y tiene su parte de culpa y de responsabilidad, y desde donde no ha hecho nada salvo mirar para otro lado, primero en solitario, y ahora con la complicidad y la compañía de una formación política como Ciudadanos, que no ha aportado nada, ni ha estado ni se le espera, y que solo ha servido para formar un matrimonio de conveniencia que perpetúe y empuje aún más la caída, sin frenos y cuesta abajo, de la ciudad de Salamanca.

Este encuentro, de marcado carácter institucional, que llega tarde, más de un mes después de la investidura del alcalde, lo que dice muy poco en relación a sus intenciones de dialogar, buscar el consenso o la transparencia y la participación, y sí mucho por el interés de buscar solo una foto, se ha desarrollado en un marco de afabilidad y cortesía política ha supuesto, a juicio del portavoz de los socialistas, una nueva decepción, aunque no una sorpresa, tras no encontrar en el nuevo alcalde ningún atisbo de cambio o enmienda, y sí la intención de continuar con la misma gestión y la obcecación por seguir con políticas que se han venido a demostrar inútiles y muy alejadas de las necesidades y las demandas de los salmantinos.

Mateos, en el repaso realizado a esta última legislatura, ha hecho ver al alcalde que lo único positivo y beneficioso ha sido las más de cien iniciativas que el Grupo Socialista ha llevado a Pleno y que, prácticamente en su totalidad, han sido aprobadas por unanimidad. Todas ellas enfocadas a la creación de empleo y oportunidades, la mejora de los servicios públicos municipales y el bienestar y la calidad de vida de los salmantinos, ejes principales de actuación y de gestión, en los que los socialistas creen, por los que los socialistas trabajan, y demostrando al señor Carbayo que otra forma de gobernar es posible, más justa, más social, más eficaz y centrada en las personas.

El portavoz socialista lamenta, tras escuchar al señor Carbayo, que nada nuevo se presenta en el horizonte de Salamanca, confirmando la necesidad de que las próximas elecciones traigan un cambio de rumbo, supongan el acabar con el conformismo, la dejadez, ineficacia y el inmovilismo de la gestión del PP y su proyecto que, además de acabado, ha supuesto dejar Salamanca sin pulso y como un solar, sin población ni actividad económica alguna.

Frente a esto, Mateos ha aprovechado el encuentro, y no ha tenido reparos, en informar al actual alcalde sobre el Plan estratégico que los socialistas están elaborando para la ciudad, centrado en la atracción de inversiones, la reindustrialización, la generación de empleo, creación de oportunidades y el fomento de las políticas sociales que hagan de Salamanca un lugar más sostenible, más habitable y mucho más moderno y atractivo. Ahí, ha concluido el portavoz socialista, es donde tanto el PP como el señor Carbayo “siempre me van a encontrar, tanto a mí como al PSOE y al Grupo Municipal Socialista”.