suelo industrial

Mañueco insiste en obstruir el control a su gestión y niega la entrega de documentación municipal solicitada por el PSOE

El Grupo Municipal Socialista sigue a la espera y sin recibir la relación de parcelas de propiedad municipal con uso industrial solicitada por escrito el pasado día de 18 de enero cuando, según el Reglamento del Ayuntamiento, tenía que haberla remitido y entregado en el plazo de un mes.

 Una vez más queda demostrada la opacidad, la falta de transparencia, diligencia, descontrol y obstrucción a la labor de fiscalización de su gestión, que preside la tarea de gobierno que el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, viene desempeñando al frente del Consistorio salmantino.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca solicitaba por escrito el día 18 de enero, documento que acompaña esta nota de prensa, una petición para que le fuera entregado una relación de parcelas de propiedad municipal con uso industrial, así como información en cuanto a sus dimensiones y en el término municipal en el que dichas parcelas estuvieran localizadas.

El PSOE recuerda, tal y como viene recogido y reflejado en el escrito de petición, que el Artículo 28º del Reglamento Orgánico y de Funcionamiento del Ayuntamiento de Salamanca establece un mes de plazo para la entrega de la documentación solicitada por los concejales socialistas a partir de la fecha de registro o de entrada en el Consistorio. Documentación e información que, a día de hoy, transcurridos casi dos meses desde su solicitud, todavía no ha sido remitida ni enviada por el equipo de gobierno municipal del PP encabezado por Mañueco, incumpliendo de esa forma, la normativa y lo plazos a los que está obligado por ley para hacerlo.

Este hecho, además de constituir una infracción y una omisión en el cumplimiento de la normativa de funcionamiento orgánico a la que tanto el alcalde, como su equipo de gobierno tienen que estar sometidos, demuestra una vez más la obcecación que tanto el PP, como el señor Mañueco, tienen por ejercer una constante obstrucción a la labor de la oposición y a su tarea de fiscalizar su gestión. Una gestión presidida, además de por esta obstrucción, por  la opacidad, la falta de transparencia, diligencia, y descontrol en la tarea de gobierno.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *