Bancos de mobiliario urbano en Chamberí. 3

Los vecinos de Chamberí tienen que fabricar e instalar el mobiliario urbano del barrio por la negativa del alcalde Mañueco a hacerlo

Los ciudadanos elaboran bancos con tablas y maderas viejas y los reparten por calles y zonas verdes del barrio frente a la ausencia de respuesta por parte del Ayuntamiento encabezado por Mañueco a sus reivindicaciones y peticiones de instalar mobiliario urbano municipal de este tipo en la zona

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha trasladado por enésima vez, en la sesión de la Comisión de Medio Ambiente celebrada hoy en el Consistorio salmantino, una petición para que el equipo de gobierno instale bancos en las calles y zonas verdes del barrio de Chamberí ante la escasez, por no decir ausencia, de este tipo de mobiliario urbano en toda la zona. Una petición reiterada por los vecinos, que el PSOE ha llevado y trasladado en varias ocasiones, y a la que nunca se le da solución.

Los concejales socialistas han denunciado que “mientras que el equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco se ha dedicado a colocar bancos sin ton ni son, sin planificación alguna, en lugares de poco tránsito o donde no existe esa necesidad, llegando incluso a la masificación, bancos que ahora se encuentran abandonados, en desuso, inservibles y con falta de limpieza y mantenimiento, en el barrio de Chamberí”, tal y como demuestran las fotografías que acompañan esta nota de prensa, “han sido los propios vecinos los que se las han tenido que ingeniar para ser ellos mismos, utilizando maderas viejas y su destreza y habilidades, los que fabriquen e instalen este tipo de mobiliario urbano en calles y zonas verdes de la zona”.

El Grupo Municipal Socialista recuerda que no es la primera vez que este barrio sufre problemas de este tipo en relación al mobiliario urbano. En la pasada legislatura, el equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco, ya retiró y suprimió marquesinas en las paradas de autobuses en esta zona para colocarlas en las nuevas paradas del servicio del transporte urbano que ubicó en la Plaza del Empresario en el centro de Salamanca. Un hecho y una circunstancia que contó con la desaprobación del PSOE y que también denunciaron los concejales socialistas que siempre han sido partidarios y han estado a favor de la ampliación y la mejora del mobiliario urbano, pero eso sí, abogando porque su instalación en unos barrios no vaya en contra o en detrimento de otros, y que esto se haga de una forma racional, coherente y planificada, y sin que existan vecinos y barrios de primera, y vecinos y barrios de tercera, tal y como ocurre ahora y se demuestra en el barrio de Chamberí.

La falta de mobiliario urbano en Chamberí se suma a la larga lista de agravios contra los vecinos de esta parte de la ciudad, y acrecienta el estado de abandono al que el equipo de gobierno municipal encabezado por Mañueco está condenando y sometiendo a los barrios trastormesinos de la capital, como en este caso el de Chamberí. Un barrio, recuerda el Grupo Socialista, donde se mantienen numerosas calles en un estado penoso, con una escasez o ausencia total de servicios públicos municipales como los de la limpieza y el alumbrado, pavimentación en mal estado en un gran número de vías y aceras, y abandono en solares de titularidad municipal y de parques, jardines y zonas verdes, además de otras asignaturas pendientes como la mejora de los accesos y las comunicaciones peatonales entre Chamberí y el barrio de Vistahermosa y una mejor dotación en relación al servicio de transporte público urbano de autobuses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *