La creación de rutas senderistas urbanas y un Plan director que fomente y mejore las condiciones del uso de la bicicleta, iniciativas que el PSOE llevará al Pleno del Ayuntamiento de Salamanca

Rueda de prensa ofrecida por las concejalas del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca, Erica Polo y María Jesús Santa María Trigo, en la que se han presentado dos de las iniciativas que, en forma de moción, llevará el PSOE al próximo Pleno del Consistorio salmantino.

En la primera de ellas, la concejala del PSOE, Erica Polo, propone la creación de rutas de senderismo urbano en la ciudad de Salamanca, “rutas que enlacen con distintos enclaves de la capital, con recorridos que además de fomentar y facilitar la actividad física mediante el uso de los aparatos biosaludables repartidos por parques y jardines y de ser, o poder ser, compatibles con las salidas acompañados de mascotas, y adaptados a personas con algún tipo de discapacidad,también conecten con el Alfoz y permitan descubrir zonas o patrimonio con interés cultural y natural”. Además, ha añadido la concejala socialista, “estas rutas senderistas urbanas deben ser compatibles tanto para los peatones como para los usuarios de la bicicleta tanto en la capital como en los municipios con los que se conecte en el Alfoz.

Es indudable, ha argumentado Erica Polo en apoyo a esta propuesta, que el ejercicio físico regular, con un control de duración, frecuencia e intensidad necesario, y además adaptado y sostenible, facilita el mantenimiento de una buena calidad de vida a los ciudadanos y contrarrestando la falta de actividad y el sedentarismo cada vez más preocupante debido a las circunstancias y la forma de vida actual. Además, ha añadido Polo, otro aspecto muy positivo es que, el senderismo y la actividad física fomentan la participación y la convivencia con otras personas.

En este sentido, la concejala del PSOE, ha considerado que el Ayuntamiento de Salamanca, y su equipo de gobierno deben impulsar políticas públicas que inviten a la ciudadanía a desarrollar una actividad física adecuada de una forma atractiva para que incorporen a su rutina hábitos saludables vinculados a alternativas de ocio.

Al menos un 60 % de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud, ha recordado, y esto se debe, en parte, al insuficiente tiempo que se dedica al ejercicio físico durante el tiempo de ocio y, a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. Por si fuera poco, el aumento del uso de los medios de transporte “pasivos” también ha supuesto una reducción de la actividad física. Un problema que se ha visto agravado por la crisis sanitaria de la COVID-19.

Por otro lado, Salamanca está sufriendo, desde hace mucho tiempo, un proceso de envejecimiento demográfico notable que, debe ser, ha dicho la concejala del PSOE, abordado desde la perspectiva del envejecimiento activo saludable y, nada mejor, que generar, en este caso desde el Ayuntamiento, programas de actividad física y socialización para las personas mayores.

No hay que olvidar, ha recordado Erica Polo, que Salamanca pertenece a la Red Española de Ciudades Saludables y tenemos el compromiso, como señala la Declaración de Pécs de 2017, de apoyar la Agenda 2030 de las Naciones Unidas para la sostenibilidad que incluye, entre sus objetivos, la promoción de la salud y el bienestar así como la acción por el clima, y es ahí donde se enmarca la propuesta socialista ha concluido.

Por otra parte, en la segunda moción presentada hoy, y en esta misma línea, la concejala María Jesús Santa María ha demandado la redacción y aprobación por parte del Consistorio de un Plan Director de la Bicicleta, además de la creación de lo que ha definido como “el Observatorio de la Bicicleta en la ciudad de Salamanca”.

En Salamanca, tanto la estrategia Edusi Tormes + como el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, ha apuntado, tienen como uno de sus principales objetivos y ejes de actuación el apoyo al desplazamiento en bicicleta para convertirlo en un medio de transporte habitual en la ciudad.La bicicleta es un elemento transversal de la política municipal que tiene que ver con la movilidad y sus infraestructuras, pero también, con el medio ambiente, la salud, la educación, el deporte, el turismo o las actividades económicas. Por ello, ha afirmado la concejala socialista, una política sobre la bicicleta es necesariamente una política integral y coordinada que debe involucrar, en mayor o menor medida, a todos los departamentos municipales.

Es por esto, y por el impulso necesario para que la bicicleta se convierta en uno de los medios de transportes fundamentales en la configuración de la movilidad urbana en la ciudad, resulta fundamental la elaboración de un Plan Director de la Bicicleta de Salamanca.

En la actual crisis sanitaria que estamos viviendo, la bicicleta desempeña un papel fundamental especialmente en entornos urbanos, ha manifestado María Jesús Santa María, ya que, además de ser un medio de transporte limpio y sostenible, permite mantener el distanciamiento social. No en vano, desde el Gobierno de España, se ha pedido a las entidades locales integradas en la FEMP que impulsar planes para potenciar el uso de la bicicleta durante las fases de desescalada, una indicación que sigue vigente puesto que nos encontramos inmersos en una segunda ola de la pandemia y, por tanto, debemos seguir extremando las precauciones para evitar contagios.

La crisis sanitaria nos puede enseñar y dar la oportunidad para promover e implantar un nuevo sistema de movilidad urbana en la capital basado en fomento del uso de medios de transporte sostenibles (movilidad activa y micromovilidad) con el fin de conseguir una mayor calidad de vida y un aire más limpio.

No nos podemos olvidar que, Salamanca, cuenta con unas condiciones favorables para el uso de la bicicleta al tener una orografía con pocas pendientes y una climatología más favorable que otras ciudades europeas donde el uso de la bicicleta está muy implantado.

Sin embargo, actualmente la presencia de la bicicleta en la ciudad como medio de transporte aún es reducida. Sí disponemos de una infraestructura ciclista, ha reconocido, pero es mejorable a nivel de conectividad para facilitar su uso cotidiano y no sólo en el tiempo de ocio, poniendo como ejemplo la necesidad de mejorar la conexión con el centro de la ciudad, además de reforzar el trazado circular exterior que permita la conexión entre barrios y, con las estaciones de tren y de autobús de una forma directa.

Por ello, el reconocimiento de la bicicleta como medio de transporte, además de sus funciones recreativas y deportivas, se debe traducir en la creación de condiciones cómodas y seguras para su utilización cotidiana en los desplazamientos que se pueden desarrollar dentro de su radio de acción.

La normalización de la bicicleta es un proceso de cambio cultural en el que este medio de locomoción se convierte en una alternativa más para los desplazamientos diarios, superándose la imagen que asocia la bicicleta con el deporte, el juego infantil o medido de comunicación para personas con rentas bajas.

Ciudades europeas como París, Berlín o Londres y algunas españolas como Barcelona, Pamplona, Sevilla o San Sebastián, han apostado por la bicicleta a través de planes o documentos estratégicos que, con diferentes denominaciones, establecen una política municipal favorable a este medio de transporte.

Y este mismo sentido, resulta igualmente imprescindible la creación del Observatorio de la Bicicleta como instrumento vivo para mantener un conocimiento real de la movilidad ciclista en nuestro municipio, como canal participativo permanente con la ciudadanía y, como una herramienta de control y seguimiento del desarrollo del Plan Director de la Bicicleta, ha concluido.