El PSOE propone que las obras de nuevas canalizaciones en La Vaguada de la Palma se realicen en periodo de vacaciones escolares

vaguada-1024x568

El Grupo Municipal Socialista ha propuesto, tanto en la Comisión municipal de Medio Ambiente como en la de Policía y Tráfico del Ayuntamiento de Salamanca, que las obras previstas para la sustitución de las tuberías y las canalizaciones de agua previstas en la calle de La Vaguada de la Palma se acometan, en la medida de lo posible, en un periodo que coincida con vacaciones escolares o días no lectivos en los centros escolares de la zona.

La propuesta tiene como objetivo el que dichas obras causen las menores molestias posibles tanto a los vecinos residentes como al resto de los ciudadanos derivadas de las restricciones de tráfico que la acometida de dichas obras va a conllevar De todos es sabido que en la calle Vaguada de la Palma y sus alrededores se concentran un gran número de centros educativos de todo tipo. Una circunstancia que supone y que provoca que sea en días lectivos o coincidentes con el calendario escolar cuando se produce un mayor tránsito o acumulación tanto de vehículos como de peatones por la zona. Tránsito que se une además al que a diario utiliza esta calle para acceder o aproximarse al centro o el casco histórico de la ciudad.

Por tanto, a juicio de los concejales socialistas, es sin duda en periodos vacacionales o días no lectivos desde el punto de vista escolar cuando las inevitables restricciones o molestias provocadas por dichas obras tendrían menos incidencias, tanto en la propia calle de la Vaguada de la Palma como en los alrededores, en cuestiones de tráfico y movilidad, y por tanto, un menor perjuicio para todos los ciudadanos.

El Grupo Socialista ha aprovechado la ocasión para volver a demandar al equipo de gobierno municipal la elaboración de un calendario de obras e inversiones de forma paralela a la aprobación de los Presupuestos del Ayuntamiento en esta materia, una herramienta de la que carece el Consistorio, y que sin duda alguna redundaría en una mejor planificación de las obras previstas, una mayor transparencia en la gestión y mejora en la información y la comunicación  a los vecinos, y una mayor eficiencia a la hora de acometer dichas obras o inversiones

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *