El PSOE plantea en el Ayuntamiento de Salamanca que el jefe de la policía local tiene que dimitir o ser cesado

La presunta desaparición de objetos valiosos en la oficina de objetos perdidos situada en el cuartel de la policía local, bajo su custodia y competencia, es el último capítulo que colma el vaso de la paciencia sobre la conflictiva gestión que el jefe de la policía local, José Manuel Fernández, está llevando a cabo al frente de este cuerpo.

El Grupo Municipal Socialista ha planteado, en la sesión de la Comisión de Policía celebrada hoy en el Consistorio salmantino, la dimisión o, en caso contrario, el cese del jefe de policía local en Salamanca, José Manuel Fernández.

Los concejales socialistas estiman que el jefe de policía, José Manuel Fernández, que preside esta comisión municipal, y a preguntas de los propios concejales socialistas, no ha sido lo suficientemente claro ni convincente a la hora de dar explicaciones sobre la presunta desaparición o “extravío” de objetos valiosos como aparatos tecnológicos, e incluso de dinero, que estaban depositados en la oficina de objetos perdidos bajo custodia de la policía local. No en vano, el propio jefe de policía ha asumido de forma implícita que ha ocultado información a los concejales que forman parte de dicha comisión y, por tanto, la existencia de falta de transparencia en su gestión, tras reconocer que conocía los hechos, y que tenía conocimiento de dicha desaparición desde hace más de un mes.

De igual forma, José Manuel Fernández se ha mostrado poco claro y contradictorio puesto que, tras reconocer que existe un inventario sobre objetos depositados en la oficina y un seguimiento habitual sobre él, ha afirmado desconocer el número de objetos y artículos que han podido desaparecer y en qué condiciones, demostrando, tanto por la ocultación de información, como por el desconocimiento del fondo de la cuestión que no está exento de responsabilidad ante los hechos denunciados.

La ocultación de información, y la toma de decisiones unilaterales y arbitrarias que a veces son de difícil justificación, e incluso de cuestionable legalidad, a la hora de gestionar tanto el personal del cuerpo como las actuaciones que se llevan a cabo, ha sido una práctica habitual en la forma de dirigir el cuerpo de policía local por parte de José Manuel Fernández.

Sin ir más lejos, el Grupo Municipal Socialista todavía no ha recibido la información ni la documentación que los concejales del PSOE solicitaron, por escrito, al mencionado jefe de policía el pasado el pasado 19 de diciembre. Petición en relación a los datos sobre la homologación de los radares de control de velocidad instalados en la capital. Esta ausencia de información, además de ser un hecho grave ya de por sí, podría tener como objetivo el tratar de evitar que los ciudadanos puedan conocer que existe la probabilidad de que los radares instalados en la ciudad de Salamanca no han operado conforme a la normativa vigente y, por tanto, las sanciones o las multadas tramitadas podrían ser en este caso no válidas. Una cuestión que en caso de confirmarse podría suponer que las cuantías cobradas por el Ayuntamiento en cuestión de multas tuvieran que ser devueltas a las personas sancionadas.

A estas cuestiones se suma también las decisiones tomadas por el jefe de policía, de forma arbitraria sobre la organización del personal dentro del cuerpo, y también la falta de planificación y de previsión en relación a la gran cantidad de bajas que se han producido el pasado mes de enero tras acabar el plazo para que los policías se pudieran acoger a la jubilación anticipada. Una falta de planificación y de previsión, puesto que esto era algo que ya se sabía, que está provocando que muchos servicios, especialmente de carácter administrativo, estén ahora sin cubrirse o sin prestarse, y sin personal, o lo que es lo mismo, dependencias u oficinas de atención al público, y atendidas por policía locales, estuvieran cerradas.

El Grupo Municipal Socialista recuerda que la toma de decisiones conflictivas y de difícil justificación ha sido un hecho constante, que han venido denunciando los propios policías locales y sus representantes, a lo largo de todo el mandato de José Manuel Fernández al frente del cuerpo. Decisiones tales como la creación de un grupo de información conocido como Grupo SIETE, con actuaciones de dudosa legalidad y nula transparencia tras ponerse en entredicho si dichas actuaciones eran competencia de la policía local. La puesta en marcha de este grupo motivó incluso la creación de una comisión especial de investigación en el propio Consistorio salmantino formada por todos los grupos políticos con representación.

En este sentido el PSOE ha solicitado al alcalde, Carlos García Carbayo, y al equipo de gobierno del PP que la investigación interna abierta en torno a la desaparición de elementos en la oficina de objetos perdidos sea realizada por otro personal u organismo del Ayuntamiento y no por miembros del cuerpo de la policía local o el propio jefe del cuerpo, y de esta manera garantizar tanto la transparencia como la propia credibilidad y el resultado de la misma.

El Grupo Municipal Socialista considera que ante las poco convincentes explicaciones dadas por el jefe de policía, en la Comisión municipal celebrada esta mañana, y en relación a los hechos que aquí se hacen constatar, al equipo de gobierno del PP en general, y al propio alcalde en particular, no le queda otra salida que cesar al señor José Manuel Fernández como jefe de policía local de Salamanca puesto que su permanencia puede seguir afectando negativamente a la imagen y la honorabilidad de este cuerpo y de todos sus miembros, algo que, a todos los efectos sería absolutamente injusto.