El PSOE pide cambios en la política de personal municipal para evitar el continuo incremento de horas extraordinarias

Este año el Ayuntamiento de Salamanca pagará 300.000 euros en horas ‘extra’, consolidadas ya como un recurso habitual durante los últimos ejercicios presupuestarios. Los socialistas proponen la actualización de la Relación de Puestos de Trabajo para adecuar la plantilla y sus funciones a las necesidades reales de los servicios públicos municipales. 

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca propone replantear la política de personal del Consistorio para evitar el incremento de horas extraordinarias y el aumento de gasto que conlleva, que este año ascenderá hasta los 300.000 euros, tal y como pretende el equipo de gobierno a pesar de que inicialmente estaba previsto destinar 220.000 euros a esta partida presupuestaria.

El incremento de las previsiones de horas extraordinarias se ha producido de forma exponencial en los últimos años. En 2016, la previsión en el presupuesto municipal fue de 56.000 euros, mientras que en 2019 la cantidad definitivamente empleada para este fin será más de cinco veces superior.

En comparación con 2018, la cantidad para hacer frente a las horas extraordinarias ascendió a 193.644’40 euros. Este año, hasta el pasado mes de julio, ya se ha acumulado un total de 135.141’30. Por tanto, de alcanzarse los 300.000 euros para horas extraordinarias en 2019, en tan sólo un año se habría producido un incremento del 55% en el importe.

Este aumento del montante dedicado a sufragar el pago de las horas extraordinarias durante los últimos años confirma que se han convertido en un recurso de carácter estructural ante la insuficiencia de personal para cubrir los servicios municipales. Sin embargo, y como su propia naturaleza indica, las horas extraordinarias deben producirse únicamente ante la prestación de servicios no previstos o de difícil previsión, es decir, puntualmente.

La consolidación de las horas extraordinarias como un recurso habitual pone de manifiesto la errónea política de personal desarrollada por el equipo de gobierno, lo que ha derivado en carencias de personal. Además, la reducción hasta el mínimo posible de las horas extraordinarias permitiría garantizar la prestación de los servicios municipales en la jornada habitual de los empleados públicos y respetar así sus descansos necesarios entre jornadas.

La falta de adecuación de la actual plantilla a las necesidades reales es, sin lugar a dudas, el principal motivo que explica el incremento de las horas extraordinarias, que afecta a diferentes servicios municipales, aunque la mayoría se concentran en los de carácter permanente: Policía Local y Bomberos. En concreto, algunos de los servicios que más coste en horas extraordinarias implican son eventos del pasado año como la Nochevieja Universitaria (18.445’89 euros) o las Ferias y Fiestas (17.144’14 euros), pero también necesidades “por falta de personal” o “exceso de carga de trabajo” en diferentes servicios como conserjería, atención al ciudadano o extinción de incendios.

La última Relación de Puestos de Trabajo, aprobada en 2013, está completamente desactualizada, con un desajuste entre el número de puestos de trabajo de la plantilla y sus funciones y las necesidades reales de los servicios públicos municipales. Por tanto, a juicio de los socialistas, la actualización de la RPT, con una adecuada valoración de los puestos de trabajo, es una de las medidas que no puede demorarse más en el tiempo, así como la adaptación de las sucesivas ofertas de empleo público a las necesidades existentes para garantizar la calidad de los servicios.

El Grupo Municipal Socialista, en todo caso, no muestra su oposición al pago de las horas extraordinarias realizadas por los empleados municipales, sino que pretende poner el foco en la inadecuada política de personal llevada a cabo por el equipo de gobierno y en la necesidad de reorientarla para poner fin a la endémica consolidación de las horas extraordinarias.