El PSOE optará a la alcaldía de Salamanca y presentará su candidatura en el próximo Pleno para investir al nuevo alcalde

El Grupo Municipal Socialista quiere actuar de forma responsable y cumplirá con el compromiso que tiene ante los ciudadanos y la ciudad de Salamanca otorgado  en las urnas por los salmantinos y demostrando que su candidato y portavoz, José Luis Mateos, no huye de Salamanca,  ni utiliza a la capital, su Consistorio y a los salmantinos por interese partidistas y en beneficio propio como ha hecho Mañueco y el PP.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca quiere hacer público que su portavoz, José Luis Mateos, optará y presentará su candidatura para ser proclamado alcalde en el Pleno donde se investirá al próximo alcalde de la ciudad.

Una decisión tomada por el interés de la ciudad y de los salmantinos que responde al sentido de la responsabilidad y de servicio público que el PSOE tiene en relación a Salamanca y sus vecinos, adquirido y otorgado en las urnas, cumpliendo con su compromiso, y con la intención de ser consecuente y honesto con la capital y todos sus vecinos.

El candidato y portavoz socialista  considera que el PSOE tiene un proyecto y un modelo de ciudad capaz de sacar a Salamanca del letargo, la apatía, y el desastre en la que los sucesivos gobiernos municipales del PP la han metido

Mateos y el Grupo Municipal Socialista quiere mantener el compromiso adquirió con esta ciudad y los salmantinos demostrando, de esta forma, que Salamanca sigue siendo lo primero.  La renuncia de Mañueco a la alcaldía ha confirmado que su único interés era utilizar la capital como trampolín político dejando una ciudad lastrada por una gestión nefasta y catastrófica con diez mil habitantes menos, falta total de oportunidades, ausencia de posibilidades de empleo y con multitud de compromisos y promesas por realizar, en definitiva, una ciudad peor que la que encontró y eso que era difícil porque ya se encontraba lastrada tras dieciséis años de gobierno del PP.

El panorama que se abre ahora, y del que tendrán que responder el resto de fuerzas políticas con representación en el Consistorio, es el de elegir entre un alcalde interino continuista y mantenedor de las políticas del PP que se han demostrado nefastas e inútiles para Salamanca, o respaldar la única alternativa viable, posible y factible para mejorar la ciudad y la calidad de vida de sus habitantes que representa José Luis Mateos y el Grupo Municipal Socialista.