El PSOE lamenta que PP y Ciudadanos rechacen una bajada del IBI a las familias de Salamanca en 2020

La formación naranja engañó a la ciudadanía durante la campaña electoral al prometer esta medida que ahora, como equipo de gobierno, se niega a aplicar tras votar en contra de la moción socialista que planteaba una rebaja del 5% en este impuesto a las viviendas de uso residencial.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca lamenta el voto en contra tanto de PP como de Ciudadanos en la moción que ha defendido esta mañana en sesión plenaria para impulsar una bajada del IBI de un 5% a las viviendas de uso residencial desde 2020, una medida de la que se beneficiarían miles de familias salmantinas.

El PSOE ha recordado en Pleno que en los últimos trece años el tipo de gravamen del IBI aplicado a los bienes de naturaleza urbana en Salamanca se ha visto incrementado en un 18,75% y que se trata de un esfuerzo muy importante que deben realizar cada año los vecinos de la ciudad.

En este sentido, para el Grupo Municipal Socialista es una prioridad apostar por la progresividad fiscal, por una mayor redistribución de la carga que produce el IBI, para que pague más quien más tiene. Esta bajada del 5% para las familias puede aplicarse con responsabilidad y sin poner en riesgo los ingresos del Consistorio salmantino, estudiando el establecimiento del tipo general existente en el año 2018 para los bienes inmuebles de uso distinto del residencial que estuvieran entre el 10% de los de mayor valor catastral, es decir, para las grandes superficies.

El PSOE defiende que la rebaja del 5% en el IBI para las viviendas de uso residencial se aplique de manera inmediata a partir del próximo año 2020, una medida que rechaza el equipo de gobierno formado por PP y Ciudadanos, tal y como ha manifestado en el Pleno celebrado esta mañana. Votos en contra especialmente graves por parte de la formación naranja, que demuestra tener memoria de pez al omitir en su discurso la promesa que realizó durante la campaña de las pasadas elecciones municipales.

Bajo el título “El dinero en el bolsillo de los salmantinos”, Ciudadanos desarrollaba en su programa electoral un apartado en el que literalmente prometía lo siguiente: “Rebajaremos al menos el 5% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y congelaremos el resto de impuestos, garantizando unos servicios municipales de calidad y las inversiones que Salamanca necesita”. Unas palabras convertidas hoy en humo y con las que la formación naranja demuestra, una vez más, su incoherencia y seguidismo a las políticas que aplica el PP en la ciudad de Salamanca y, sobre todo, su engaño a los salmantinos, al pretender obtener rédito electoral de una medida que ahora se niega a ejecutar.