El PSOE insta al Ayuntamiento de Salamanca a la recuperación y normalización del servicio de Ayuda a Domicilio en la ciudad

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha solicitado que, de manera urgente, se recupere la normalización de todas las actividades y servicios de la Ayuda a Domicilio que se proporciona a personas dependientes en la capital salmantina.

Los socialistas recuerdan que muchas de las prestaciones de este servicio quedaron suspendidas o restringidas con motivo de la entrada en vigor del Estado de Alarma. Por cuestiones de seguridad, de movilidad y de carácter sanitario, el equipo de gobierno municipal decidió, con el acuerdo de la empresa adjudicataria, primar los servicios esenciales de limpieza y compra sustituyendo el resto por llamadas telefónicas para reducir en lo posible que los trabajadores tuvieran que acudir a los domicilios de los beneficiarios. Sin embargo, esta reducción de servicios no se tradujo en una reducción de la cuantía que abonan los usuarios por ellos, y a los que solamente se les ofertó la posibilidad de darse de baja de forma temporal en caso de no estar de acuerdo con las nuevas condiciones.  Una medida que, a juicio de los concejales socialistas, es totalmente denunciable, y que solo ha provocado problemas funcionales, por tanto, la desatención durante todo este tiempo a las personas dependientes por parte del Consistorio.

La decisión del Ayuntamiento ha provocado que en muchas ocasiones los usuarios de este servicio, que los socialistas consideran esencial, no hayan recibido la atención que necesitan en relación a limpieza, higiene y asistencia personal o alimentación. Se da la circunstancia que la prestación de dichas atenciones se está proponiendo mediante una llamada telefónica, y solo se llevan a efecto, si son de urgente necesidad, algo que resulta paradójico, contradictorio, y que está fuera de toda lógica puesto que las personas que tienen concedida la ayuda, o la prestación del servicio, la tienen concedida porque es una necesidad, y nunca una llamada de teléfono puede sustituir el que se acuda de manera presencial.

Este hecho ha supuesto que cerca de cuatrocientos usuarios, de los 1.700 que lo recibían, hayan solicitado la baja temporal del servicio de Ayuda a Domicilio. Algunos, ha manifestado el Grupo Socialista, “lo habrán decidido porque pueden ser atendidos por sus familiares pero, otros muchos, ha sido porque con las nuevas condiciones que se impusieron no se cubrían sus necesidades reales en cuanto a la atención que necesitaban y, a pesar de ello, el Ayuntamiento pretendía seguir cobrándoles la parte proporcional que les correspondía y que pagan de forma habitual por la prestación de dicho servicio”.

El PSOE considera lamentable el trato que están recibiendo los usuarios del Servicio de Ayuda a Domicilio por parte del equipo de gobierno municipal del PP durante los últimos meses. Usuarios a los que tan solo se les ha ofrecido la disyuntiva de aceptar la reducción en las condiciones de prestación del servicio, y sin que pudieran beneficiarse del correspondiente aminoramiento en el precio o la parte proporcional económica que les correspondiera por no recibir el servicio, o,  en caso contrario, darse de baja.

En base a esto, desde el Grupo Municipal Socialista ha exigido la restitución del servicio de Ayuda a Domicilio, considerado como esencial, de manera urgente y en las mismas condiciones como mínimo en que se venía prestando antes de la declaración del Estado de Alarma una vez que Salamanca ha entrado en la fase uno de la desescalada.

Para ello, se ha añadido desde el PSOE,  se debe proporcionar a los trabajadores todas las medidas de seguridad adecuadas siguiendo los patrones de salud y prevención de riesgos laborales recomendadas e impuestas por las autoridades y su legislación. Además, se deben establecer protocolos estrictos para prevenir contagios y actuar en caso de que se produzca alguno, tanto en auxiliares o personal que presta el servicio, como en los usuarios. Estos protocolos deben incorporar sistemas de rastreo y evitación de la propagación del virus entre el resto de trabajadores, usuarios y sus respectivos familiares.

Desde el Grupo Municipal Socialista se recuerda que la conocida como Ley de Dependencia (Ley 39/2006 de 14 de diciembre) se ha tornado como fundamental y necesaria para atender a las personas dependientes mayores o no. Dispone de un catálogo de prestaciones para que las personas dependientes que permanecen en sus casas reciban la atención de las necesidades del hogar así como la atención personal centrada en las actividades básicas e instrumentales de la vida diaria (higiene y salud, medicación, movilidad, ayudas técnicas, relación y apoyo social, y convivencia familiar), lavandería y planchado, y alimentación. Son personas a las que se les ha concedido el servicio a causa de su situación vulnerable debido a su nivel alto de dependencia física o psicológica y que ha quedado interrumpido, o restringido, si no de forma total, sí de forma parcial.