El PSOE insta a la Junta a asumir íntegramente el incremento del gasto en la limpieza de los colegios públicos en la ciudad de Salamanca ante la inacción de Carbayo

El sobrecoste como consecuencia de la pandemia para la limpieza de colegios públicos de infantil y primaria se cuantifica, en el caso del Ayuntamiento de Salamanca, en 171.766’76 euros más hasta el mes de diciembre de este año, cuantía que puede incrementarse el próximo año.

A este sobrecoste hay que añadir los 270.000 euros que han salido de las arcas municipales para sufragar la becas comedor y garantizar los menús en la alimentación en los centros escolares desde marzo hasta final de curso, una competencia de la Junta, de los que el ejecutivo regional solo ha devuelto 123.156 euros con el acatamiento, el silencio y la sumisión del equipo de gobierno municipal encabezado por Carbayo.

El Grupo Socialista ha informado de la presentación de una iniciativa, para su debate y aprobación en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Salamanca, en la que se insta a la Junta de Castilla y León a compensar en su integridad los gastos extraordinarios que ha ocasionado y ocasionará la limpieza de los colegios públicos de educación infantil y primaria al Consistorio como consecuencia de la Pandemia.

Un gasto extraordinario que, en el caso del Ayuntamiento de Salamanca se cuantifica en 171.766,76 euros de sobrecoste hasta el mes de diciembre de este año, cuantía que podría incrementarse el próximo año, y de la que el ejecutivo regional debe hacerse cargo según un compromiso, se afirma desde el PSOE, recogido en el acuerdo 29/2020 de 19 de junio establecido con la propia Junta de Castilla y León

Los socialistas recuerdan que el refuerzo de las tareas de limpieza y desinfección ha traído la modificación del contrato de limpieza de centros escolares y otras dependencias municipales. Una modificación que ha supuesto un incremento de la dotación económica del contrato en la cantidad antes mencionada, concretamente en 171.766’76 euros más. Incremento en el contrato de limpieza vinculado al refuerzo temporal por la COVID-19 durante el periodo lectivo hasta diciembre, desde el 9 de septiembre hasta el 22 de diciembre, pudiéndose incrementar el coste, aún más, el próximo año.

Este refuerzo de la limpieza y la desinfección en los centros educativos, añade el Grupo Socialista, viene motivado por una decisión de la Junta de Castilla y León en el marco de una competencia autonómica como la educación, sin que hasta el momento se haya articulado un sistema de compensación por los mayores gastos en que deben incurrir los ayuntamientos de la Comunidad, como ha ocurrido en el Consistorio salmantino por este concepto a pesar del compromiso adquirido por el ejecutivo regional. “Y todo ello, con el silencio, el acatamiento y la sumisión del equipo de gobierno municipal encabezado por Carbayo ante la administración autonómica”

En este mismo sentido, han reseñado los concejales socialistas, el Consistorio salmantino se ha visto obligado a sufragar con sus propios recursos las becas-comedor de los escolares desde el 16 de marzo hasta el final de curso en el mes de junio. Para garantizar la alimentación de los menores con beca comedor, unos 700 menús en la ciudad, y que es competencia también de la Junta, el Consistorio ha desembolsado una cuantía estimada en torno a los 270.000 euros de los que el gobierno regional de Mañueco solo ha devuelto menos de la mitad, concretamente 123.156 euros, “y de nuevo con la nula actitud reivindicativa por parte del equipo de gobierno municipal y del alcalde que han preferido mirar para otro lado y seguir haciendo oposición, fomentando la crispación, y obstruyendo la gestión del gobierno de España de forma partidista tal y como le han ordenado desde Madrid su líder nacional”

Por todo ello, se concluye desde el Grupo Municipal Socialista, los concejales del PSOE consideran oportuno que el Ayuntamiento, desde su máximo órgano de representación como es el Pleno, y en el marco de la colaboración y coordinación entre instituciones, inste al gobierno de la Junta de Castilla y León a compensar al Consistorio salmantino los incrementos en los gastos provocados por la crisis sanitaria, y que no son de su competencia, tal y como se ha comprometido el gobierno regional. Un mayor gasto que, “sin ninguna duda”, está mermando su capacidad para dar respuesta a otras cuestiones de competencia estrictamente municipal.