El PSOE exige al Gobierno municipal mayor planificación y control de las obras de asfaltado

Los socialistas señalan retrasos en la actuación iniciada en la Avenida Carlos I, en el barrio de La Vega, así como la presencia de alcantarillas taponadas en diferentes calles en las que ya han finalizado los trabajos, como sucede en la Avenida de la Aldehuela.

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca reclama mayor diligencia al equipo de Gobierno municipal del PP en la gestión de la campaña de renovación del firme puesta en marcha a finales del mes de agosto en diferentes calles de la ciudad para garantizar la seguridad vial, evitar molestias a los vecinos y conseguir un resultado óptimo de los trabajos.

En este sentido, destaca la nefasta organización de las obras que comenzaron hace ya dos semanas en la Avenida Carlos I, en el barrio de La Vega, sin avances significativos que permitan concluir esta intervención en el menor tiempo posible, una situación incomprensible para los propios vecinos, que está generando peligrosidad a la hora de circular y que los concejales socialistas ya han trasladado a la comisión de Fomento para exigir celeridad.

Además, también llama la atención que varias calles en las que los trabajos en el firme ya han terminado sigan presentando puntos mal nivelados, deficiencias no subsanadas e incluso alcantarillas que permanecen taponadas al estar cubiertas de asfalto, lo que impide una correcta evacuación del agua, como sucede a lo largo de la Avenida de la Aldehuela o en la Avenida Mirat. A juicio del PSOE, todas estas cuestiones reflejan una ejecución mejorable y una falta de previsión, planificación y supervisión de los proyectos por parte de los responsables municipales del PP.

Por otra parte, como ya ha manifestado en otras ocasiones, el Grupo Municipal Socialista considera necesario destinar más recursos a la mejora del entorno urbano y abordar la renovación de pavimentos, redes y aceras de forma conjunta, de tal manera que se realicen intervenciones integrales, al menos, en las aceras con una antigüedad de más de 30 años, sumado a las tareas de refuerzo del firme en todos los barrios de la capital salmantina y no sólo en las principales calles o avenidas.

Esta propuesta de los socialistas, rechazada en sesión plenaria tanto por el PP como por Ciudadanos, permitiría realizar una única actuación con el objetivo de ahorrar costes y minimizar molestias a los vecinos afectados por las obras. De igual forma, estos trabajos, además de coordinados entre sí, deben realizarse de forma conjunta con otras de renovación de redes de abastecimiento, cortando de raíz el sinsentido de abrir en canal una calle que acaba de ser renovada.