El PSOE exige a Carbayo que deje de esconderse, asuma su culpabilidad y acate ya las sentencias en el caso del hotel Corona Sol

La anulación, que ya es firme y definitiva contra la que no cabe más recursos, de la licencia de actividad del hotel Corona Sol, y que se suma a las sentencias que también anulaban las licencias de cambio de uso, que permitió el paso de edificio de apartamentos a establecimiento hotelero, y la ambiental, supone además de un nuevo varapalo judicial tanto para los propietarios como para el equipo de gobierno municipal del PP encabezado por Carbayo.

Un equipo de gobierno que siempre ha intentado escurrir el bulto, mirar para otro lado, y no asumir la culpabilidad que le corresponde en lo que constituye, uno más de los muchos que tiene en su haber, todo un desmán e irregularidad urbanística.

A juicio del Grupo Municipal Socialista en este asunto no caben más demoras ni maniobras de distracción que dilaten la solución al problema. Una solución que no pasa por otra vía que no sea la de acatar de manera inmediata las sentencias y restablecer la legalidad. El equipo de gobierno del PP encabezado por Carbayo tiene que compensar a los vecinos perjudicados y devolverles todos sus derechos corrigiendo, de manera inmediata, todas las ilegalidades e irregularidades cometidas que han venido denunciando a lo largo de estos años, y que se adjuntan, literalmente, a esta nota de prensa remitidas por la propia asociación de vecinos Avemur.

 

1- 5 chimeneas en el patio y una sexta chimenea en el borde del patio que no levanta los 2 metros reglamentarios por encima de la cota de cualquier edificio a 15 metros de distancia (Ordenanza Municipales de protección del Medio Ambiente de la propia Salamanca).

2- 31 motores de los equipos de climatización dentro del patio.

3- Exceso de edificabilidad de al menos 900 m2 (podría ser más ya que los técnicos del Ayuntamiento nunca han dado ninguna prueba de que sean de fiar, más bien todo lo contrario en repetidas veces)

4- Exceso de altura en las 3 caras exteriores (incluso medido sobre plano) pero jamás medido por los técnicos a pesar de las decenas de veces que se denunció al Ayuntamiento.

5- 2 plantas de más. Tiene 5 plantas en todo el edificio, cuando deberían ser 4 plantas más 1 ático. Pero además, tiene UNA SEXTA PLANTA en la parte alta del patio. El ático tiene que estar retranqueado, al menos 3 metros en todas las fachadas, y en este edificio la 5ª planta no está retranqueada en toda la fachada a lo largo de la calle Víctor García de la Concha.

6- Petos de cubierta y terraza de fachada Avenida Villamayor ilegales, con un TREMENDO EXCESO DE ALTURA. Ambas estructuras tienen un peto/paredón de entre 3,5 y 4,0 metros de altura en toda la facha que da hacia la calle Alarcón. El peto de las otras fachadas mide al menos 1,5 metros (en fotos le llegaba a los obreros por encima del pecho). Según la legislación el peto debe medir un máximo de 1 metro.

7- Retranqueo Avenida Villamayor ilegal. Debe dejar al menos 3 metros de separación hasta la fachada, pero han dejado un gran saliente (tanto en ancho como en largo) en la fachada del ático que lo reduce a 2 metros o menos. Eso no se permite NUNCA.

8- Torreón ilegal. Esa estructura NO ESTÁ PERMITIDA para esas grandes dimensiones ni de superficie NI DE ALTURA.

9- Fachada de la calle Víctor García de la Concha con retranqueo ilegal. La fachada tiene que estar toda en el mismo plano, en línea con la planta del edificio. No está permitido su retranqueo salvo en los áticos y únicamente está permitido que la planta baja se meta hacia dentro (como es el caso de los soportales) pero el resto de plantas tienen que estar en línea. En este edificio la fachada está retranqueada desde la primera planta en la parte alta de la calle nueva y desde la segunda planta en la parte baja de la calle nueva (calle Víctor García de la Concha o calle del Pelotazo).

10- Calle Víctor García de la Concha (o calle del Pelotazo) con 3 proyectos cada uno levantando una colina más alta que el anterior, sin nada que justifique la manipulación del espacio público a voluntad, a no ser que la corrupción sea un motivo suficiente. La diferencia de altura entre las calles de ambos extremos es de 4 metros, así que las caídas de aguas o lo que se quiera decir no lo justifica, los 4 metros entre calles ya proporcionan una caída natural. Crear una colina con el espacio público para disimular o intentar tapar el considerable exceso de altura permitida por el PP es muy grave.