El PSOE denuncia que Mañueco desmantela los centros de salud de Salamanca y provoca la saturación de las urgencias hospitalarias

Los socialistas califican como “insostenible” la situación de la Atención Primaria en la capital salmantina por la falta de profesionales sanitarios y de recursos y advierten que las políticas del PP están desmantelando la sanidad pública.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca exige una vez más a la Junta de Castilla y León y a su presidente Alfonso Fernández Mañueco que refuercen la Atención Primaria en la ciudad como puerta de entrada al sistema sanitario, en lugar de dedicarse a desmantelar la sanidad pública y los centros de salud, sometidos a una alta presión asistencial.

El portavoz socialista, José Luis Mateos, y la concejala María García han explicado frente al centro de salud Alfonso Sánchez Montero, ubicado en el barrio de Pizarrales, la larga lista de carencias y deficiencias que presenta la Atención Primaria en la capital salmantina. Entre ellas, destacan los elevados tiempos de espera para recibir atención sanitaria presencial debido a la falta de profesionales sanitarios y de recursos materiales, una situación que está provocando la saturación de las urgencias hospitalarias.

“En Pizarrales hay una plaza de médico de cabecera que no está cubierta, aunque lleva prometida más de un año. No se cubren vacaciones, no se cubren bajas y esto lleva a que los médicos acumulen más de 1.500 tarjetas sanitarias, es decir, que tengan que atender a más de 50-60 pacientes diarios, algo que también ocurre en el centro de salud de Capuchinos, cuando lo ideal serían agendas de 25-30 usuarios y diez minutos de atención por paciente”, han indicado.

Además, los socialistas han incidido en que la atención presencial se está produciendo de forma desordenada, desigual y con dificultades. Tal es la saturación que “para conseguir una cita médica con la aplicación del Sacyl en el centro de salud de Pizarrales la primera fecha disponible es el 5 de noviembre, en dos semanas”, una tardanza que también se repite en otros centros de salud de la ciudad de Salamanca. Del mismo modo, “es insostenible que para hacerte una analítica, desde que pides cita hasta que recibes los resultados puedan llegar a pasar uno o dos meses”, ha alertado el portavoz socialista.

En este sentido, han recordado la importancia de contar con una red de atención primaria sólida para prevenir patologías, ya que “al final lo que pasa es que muchas personas acuden al hospital con un proceso de salud crónico que se podía haber evitado si se hubiera diagnosticado a tiempo, pero lo que sucede es que en nuestros centros de salud se hace una atención primaria más de lamentación que de prevención”, ha afirmado María García.

Todo ello está provocando que el Complejo Asistencial reciba actualmente una media de 300 urgencias diarias. En concreto, de 12:00 a 14:00 se dan entre 80 y 90 urgencias de nivel 4 que deberían ser atendidas en los centros de salud. “Si se hubiera tenido en cuenta la coordinación con la Atención Primaria a la hora de abrir el nuevo hospital, si se habilitaran espacios de radiología más allá de las 15:00 en centros de salud, si se reforzara el Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP), se aliviaría y desatascaría la situación de las urgencias hospitalarias y los procesos de diagnóstico”, ha continuado.

Sin embargo, poniendo como ejemplo el centro de salud de Pizarrales para reflejar las carencias sanitarias existentes en materia sanitaria en la ciudad, la realidad es que “faltan herramientas para los profesionales: los médicos de este barrio llevan más de un año pidiendo un ecógrafo y el centro tiene un semisótano abandonado con cuatro cajas en el que se podría habilitar un espacio de radiología”, como ha señalado la concejala socialista.

Por otra parte, “hay unidades que se están perdiendo, como la de planificación familiar, que había en San José y La Alamedilla y ahora solo hay en el centro de salud de San Juan, con cita para el 10 de noviembre, y tampoco tenemos consultas de psiquiatría infantil. Están dejando morir la Atención Primaria, a pesar del presupuesto tan importante que está inyectando el Gobierno de España a la Junta. ¿A dónde va ese dinero?”, ha preguntado.

Frente a esta desastrosa gestión sanitaria por parte de la Junta de Castilla y León, los socialistas defienden a los profesionales sanitarios, a quienes agradecen su labor: “Se parten la cara por salvarnos la vida y no están viendo cómo los responsables de la sanidad pública en la Comunidad están a la altura de lo que ellos con su esfuerzo demuestran cada día”, ha lamentado José Luis Mateos.

Por todo lo anterior, el Grupo Municipal Socialista advierte que “las políticas del PP durante 35 años en Castilla y León están desmantelando la red de sanidad pública” y que para Fernández Mañueco la salud de los salmantinos nunca ha sido una prioridad, “prueba de ello es que los centros de la ciudad de Salamanca están entre los más saturados de la Comunidad y que llevamos más de una década esperando los centros de salud de El Zurguén y Prosperidad prometidos por la Junta”.