El PSOE denuncia el abandono del barrio de Chamberí por parte del Gobierno municipal de García Carbayo

Los socialistas consideran que es una de las zonas más descuidadas de la ciudad debido a la nula voluntad política del PP para impulsar su desarrollo y atender las demandas vecinales, una actitud que provoca la existencia de barrios de primera y barrios de segunda en Salamanca.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca exige un plan de actuaciones en el barrio de Chamberí frente al estado de abandono que presenta, así como labores frecuentes de mantenimiento en el entorno urbano, tal y como vienen reclamando de manera reiterada los propios vecinos sin que el Gobierno municipal atienda sus principales demandas.

El deterioro de esta zona trastormesina de la ciudad es palpable en numerosas calles, como ha podido comprobar recientemente el portavoz socialista José Luis Mateos acompañado por representantes de la asociación vecinal. La proliferación de solares llenos de maleza, escombros y basuras, o la inacción ante el peligro que supone tanto el estado de derrumbe de varias viviendas y locales como la presencia de cables colgando en determinados puntos, son claros ejemplos de la dejadez más absoluta.

Del mismo modo, a nivel urbanístico, sería conveniente renovar numerosas aceras antiguas, estrechas e incluso con obstáculos que impiden el paso a personas con movilidad reducida, así como una intervención integral en la calle Mayor de Chamberí, la urbanización de calles con una conservación deficiente y la reparación de firme en mal estado. En esta misma línea, los socialistas inciden en la importancia de apostar por la regeneración urbana y el desarrollo del barrio mediante la ejecución de actuaciones específicas en este ámbito.

Los concejales del PSOE también coinciden con los vecinos en la sensación de dejadez por parte del Ayuntamiento debido a una falta de gestión en cuestiones básicas, de desperfectos que podrían tener una solución eficaz simplemente con un adecuado mantenimiento y que, al no abordarse, acaban afectando a la vida diaria en el barrio. En este sentido, señalan la necesidad de intensificar la limpieza viaria, garantizar el buen estado del mobiliario urbano y de las fuentes públicas, así como adecentar las zonas verdes, arbolado y alcorques para evitar que la vegetación invada las aceras.

Por otro lado, los representantes vecinales también reclaman de manera acertada un mayor número de instalaciones públicas y espacios de encuentro para fomentar la participación y el ocio saludable, tales como un pabellón deportivo cubierto, aparatos biosaludables para la realización de ejercicio físico en parques y áreas de juegos infantiles con columpios renovados, dotaciones de las que actualmente no disfrutan quienes viven en esta zona de la ciudad.

A juicio de los socialistas, Chamberí es uno de los barrios más descuidados de Salamanca y, lamentablemente, sigue sin ser una prioridad para el Gobierno municipal del PP encabezado por García Carbayo. Prueba de ello fue el rechazo en bloque, junto con quienes venían a regenerar la política, de una moción que los concejales del PSOE presentaron al inicio de la actual legislatura en la que pedían un plan específico para este barrio y la creación de una comisión de seguimiento en la que participaran los vecinos con el objetivo de buscar y poner en marcha posibles soluciones para revertir la situación existente.

Desde entonces, el alcalde y su equipo continúan instalados en la falta de voluntad política para implementar mejoras sustanciales en el barrio, una actitud que para el Grupo Municipal Socialista es una muestra más de la incapacidad del PP a la hora de atender las demandas y quejas vecinales de determinadas zonas de la ciudad y que genera la existencia de barrios de primera y barrios de segunda en Salamanca.

Por todo ello, los socialistas seguirán insistiendo en todos los órganos municipales para que el Ayuntamiento actúe de inmediato y respalde las peticiones de los propios vecinos de Chamberí, ya que el abandono en el que se encuentra actualmente el barrio puede derivar a medio y largo plazo en problemáticas de carácter socioeconómico para su población, como el aumento de la pobreza o la desaparición de la actividad comercial.