El PSOE demanda al alcalde Carbayo que garantice la prestación de servicios públicos y las condiciones laborales en las empresas concesionarias del Ayuntamiento

El Grupo Municipal Socialista pide explicaciones al equipo de gobierno municipal tras detectar alguna deficiencia y carencias en la gestión o prestación de servicios públicos competencia municipal en las empresas adjudicatarias que se han acogido a un ERTE.

El Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca ha pedido al equipo de gobierno municipal del PP encabezado por Carbayo un mayor celo, y extremar el control y las medidas de vigilancia, sobre las empresas concesionarias del Consistorio que tienen adjudicada la prestación de algún servicio u obra de carácter público de competencia municipal y que se encuentran acogidas o tienen aprobado un ERTE, (Expediente de Regulación Temporal de Empleo).

Petición que el PSOE ha realizado y trasladado al órgano municipal correspondiente, además de las oportunas explicaciones e información, tras detectar comportamientos extraños, y decisiones dudosas, en la gestión de estas empresas concesionarias que prestan servicios o realizan obras dependientes del Ayuntamiento de Salamanca tanto desde el punto de vista de la calidad y cumplimiento de las condiciones en que se prestan estos servicios y actividades como, en relación a la normativa laboral que ampara a sus trabajadores.

Decisiones y comportamientos extraños de estas empresas concesionarias que, a juicio de los concejales socialistas, está suponiendo no solo un déficit en el cumplimiento de la prestación del servicio o la obra que tienen adjudicado sino también una reducción o empeoramiento de la calidad en que ese servicio se presta, y en las condiciones laborales o el tratamiento que se le está dando a los trabajadores muchos de ellos en ERTE.

No hay que olvidar, apunta el PSOE, que estos contratos están sometidos a una bases y una condiciones de adjudicación reguladas y de obligado cumplimiento, se pagan con dinero público de las arcas municipales, por tanto con dinero que sale del bolsillo de todos los salmantinos y que, por tanto, merecen todo el rigor, el control, la vigilancia por parte del equipo de gobierno que está obligado a velar por su buena gestión y el cumplimiento de las condiciones para evitar que los ciudadanos, y los propios trabajadores, salgan perjudicados.

En relación a este hecho, desde el Grupo Socialista se ha puesto como ejemplo la situación que se iba a producir en las Escuelas Infantiles del Ayuntamiento o de competencia municipal, cuya gestión está transferida o adjudicada a la empresa Eulen, donde se ha decidido abrir solo una de ellas, la del Rollo pero, a pesar de ello, la dirección tenía la intención de informar a todo el personal, de todos los centros, pese a encontrarse en ERTE, según denuncia hecha llegar al PSOE por los propios trabajadores, de la obligación de acudir algunos días a trabajar para entregar el material que no había sido recogido por los padres, y ordenar o limpiar las instalaciones, compensando estos días con días de vacaciones a pesar de que esto no está contemplado en el ERTE, una medida y una decisión cuando menos irregular de la que tenía conocimiento el Ayuntamiento y la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes, fundación municipal de la que depende la competencia de las guarderías infantiles, y que finalmente ante lo análogo de la situación, según parece, han tenido que revocar.