El PSOE calcula sobrecostes de más de un millón de euros por la falta de planificación y la desidia del PP en la gestión de obras municipales

Los socialistas exigen explicaciones a García Carbayo y acusan a su equipo de Gobierno de mirar hacia otro lado ante proyectos que acumulan demoras e incrementos de presupuesto, una situación que acaba sufriendo y pagando la ciudadanía salmantina.

Además, denuncian las intenciones de los populares de retrasar las inauguraciones de las nuevas infraestructuras para hacerlas coincidir con los meses previos a las próximas elecciones.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca denuncia que los retrasos en la ejecución de obras y proyectos están provocando sobrecostes de más de 1.100.000 euros a la ciudadanía salmantina, una situación que obedece a la incapacidad de gestión y a la desidia del equipo de Gobierno del PP, encabezado por García Carbayo. Así lo han asegurado su portavoz José Luis Mateos y el concejal Álvaro Antolín en una comparecencia ante los medios de comunicación junto a la Fonda Veracruz, cuyas obras permanecen completamente paradas desde hace meses.

Los socialistas señalan que casi una veintena de proyectos municipales plantean actualmente problemas de tramitación, adjudicación o ejecución. “Hay proyectos por más de 800.000 euros en total que llevan meses guardados en un cajón, como sucede con la glorieta de Ignacio Ellacuría y el arreglo de la calle Libreros. Otros se aprobaron y se adjudicaron, pero las obras aún no han empezado: son proyectos por valor de 6 millones de euros en total, entre los que se encuentra la peatonalización de la calle Ancha, la reforma interior del barrio de la Chinchibarra, la renovación de la calle Álvaro Gil o la reparación del Centro de Artes Escénicas y de la Música (CAEM)”, ha enumerado Antolín.

Entre los proyectos iniciados, son varios los que acumulan retrasos, como los trabajos de acondicionamiento de la ladera del Cerro San Vicente, y “obras que al equipo de Gobierno municipal se le atragantan, ya que acumulan tanto retrasos como sobrecostes”. Entre ellas, “dos clásicos: la Ciudad Deportiva Lazarillo y el complejo deportivo del Reina Sofía, que alcanzan entre las dos un sobrecoste de más de medio millón de euros respecto al proyecto inicial”. Lo mismo ocurre con las pasarelas peatonales sobre el río Tormes, tanto la de impulsión como la pasarela vial y ciclista que se encuentra junto a los huertos urbanos, ya que entre ambos proyectos suman un sobrecoste total cercano también a 500.000 euros.

En esta misma línea, otro sobrecoste destacado es el que se ha producido en el proyecto del Centro de Recepción de Visitantes en la Fonda Veracruz, “una obra anunciada por primera vez en junio del año 2018, que tres años y medio después ya debería estar en funcionamiento y que no sólo no está acabada, sino que ya han inflado su presupuesto en más de 107.000 euros”, han manifestado.

En total, los socialistas calculan un sobrecoste en obras por valor de más de un millón de euros en relación con lo presupuestado y proyectado inicialmente, “cuestan alrededor de un 20 % más porque se ha retrasado su ejecución y los precios que tienen que asumir las empresas contratistas son superiores debido al incremento de los materiales de construcción”. Una importante suma de dinero que el Ayuntamiento podría haber destinado, por ejemplo, “a promover la urbanización de una gran avenida en la ciudad o a poner en marcha un plan de empleo con contrataciones de seis meses a desempleados y haber empleado durante un año a cien personas”. Sin embargo, “así es como pierde el PP el dinero de todos los salmantinos”, ha lamentado Mateos.

“Si el equipo de Gobierno municipal ve que una obra no avanza lo suficiente o al ritmo adecuado, no hace falta poner en la hoguera a nadie, como dijo el alcalde sobre el responsable de la obra del Reina Sofía para luego aguantar un año más y acabar adjudicándosela a otra empresa porque la anterior no cumplía con los plazos, tal y como le advertimos”. Como ha explicado, “el Ayuntamiento tiene mecanismos para controlar la ejecución de las obras y si no se cumple, rescindir o resolver los contratos que se han firmado y que están para cumplirse, no para mirar a otro lado, como hace el PP”.

“Hay obras que se retrasan y otras que se anuncian pero que nunca llegan a ser aprobadas, adjudicadas y ejecutadas en tiempo y forma. El PP tiene que dar explicaciones, en particular García Carbayo, sobre el motivo por el que no es capaz de cumplir lo que promete a la ciudadanía de Salamanca, que ya está harta y que ya no se cree sus inventos”, ha exigido el portavoz socialista ante el intento del Gobierno municipal de postergar los proyectos de obras para que coincida su finalización con los meses electorales.

Frente a ello, los concejales del PSOE reiteran su propuesta para la elaboración de un plan específico de inversiones, con un calendario cierto de ejecución en el que queden claros los plazos de licitación, adjudicación y ejecución de las obras, “en lugar de retrasar los proyectos para inaugurarlos lo más cerca posible de las próximas elecciones municipales y dedicarse los meses previos a inauguraciones y visitas institucionales a obras nuevas, a unas infraestructuras que, no hay que olvidar, tenían que estar a disposición de los ciudadanos mucho antes”.