El PSOE atribuye la falta de actividad de la Policía Turística de Salamanca a la incapacidad de gestión del PP

Este servicio se constituyó en 2013 como un grupo dentro de la Policía Local, integrado por 13 agentes, pero por segundo año consecutivo sigue sin funcionar debido a la nula planificación y carencias en la gestión del personal.

El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Salamanca achaca la desaparición de la denominada Policía Turística de las calles del casco histórico de la ciudad a la incapacidad del Gobierno municipal para mantener operativo este grupo en la Policía Local, un hecho que vuelve a demostrar la ineficacia del PP en la gestión de los recursos existentes, así como su constante falta de previsión y planificación.

Desde 2013 la ciudad de Salamanca contaba con un grupo de 13 agentes que constituían la Policía Turística, cuya puesta en marcha durante la Semana Santa de ese año fue destacada por el entonces alcalde Alfonso Fernández Mañueco como apuesta por una mayor presencia policial en las zonas peatonales y monumentales, con agentes patrullando en bicicleta. Además, se incidía en que el nuevo servicio cumpliría otro objetivo: la mejora de la coordinación con los agentes turísticos de la ciudad, como la Oficina de Turismo municipal, guías, hoteles, colegios de español para extranjeros, universidades y sector cultural, tanto municipal como de otras instituciones.

Los agentes que integraban el grupo de la Policía Turística disponían de 13 bicicletas que, según ha podido saber el Grupo Municipal Socialista, se encuentran almacenadas en las dependencias de la Policía Local de Salamanca, sin que estén siendo utilizadas desde hace al menos dos años. Además, este grupo veía reforzados sus efectivos con un furgón como oficina de atención al turista en lugares emblemáticos del casco histórico de la ciudad, algo que también ha dejado de suceder. Así mismo, los agentes contaban con formación y capacitación suficiente para atender a visitantes, lo que suponía un valor añadido a la oferta turística de la ciudad.

Según anunció por aquel entonces el Gobierno municipal, el periodo de actividad a pie de calle se estableció entre los meses de abril a octubre de cada año, así como durante los meses de invierno, si la climatología lo permitía. Sin embargo, por segundo año consecutivo, el servicio de Policía Turística permanece inactivo y, ante la petición de explicaciones por parte de los concejales del PSOE, los responsables municipales del PP esgrimen excusas como la falta de efectivos suficientes para volver a poner en marcha este grupo, además de reconocer su incapacidad para hacer compatible el funcionamiento con los turnos de trabajo y las retribuciones del régimen general de la Policía Local.

Ante la gran afluencia de turistas en Salamanca en las últimas semanas, noticia previsible y muy positiva para la dinamización de la economía local, el Grupo Municipal Socialista considera que este verano la función que desarrollaba la Policía Turística era aún más necesaria debido a la importancia de trasladar información sobre las medidas establecidas para prevenir la propagación de la COVID. En este sentido, califica la desaparición de este servicio como un hecho más que constata el desprecio constante del Gobierno municipal a la hora de cuidar la atención a los turistas, desprecio precisamente hacia un sector que genera miles de puestos de trabajo y actividad económica en la capital salmantina.