El PP no convoca una de las Comisiones informativas en el Ayuntamiento de Salamanca para evitar dar explicaciones sobre el Jefe de Policía

El concejal delegado del equipo de gobierno municipal, Emilio Arroita, con la aquiescencia del alcalde, Carlos García Carbayo, no convoca la Comisión de Policía, Tráfico y Transporte, que de forma tradicional y habitual se celebra prácticamente todos los miércoles en el Ayuntamiento de Salamanca, para evitar dar explicaciones y ocultar la oscura gestión y los turbios asuntos vinculados al jefe de la policía local.

El Grupo Municipal Socialista se pregunta sobre los motivos y las razones que puede tener el señor Carbayo para seguir en su férreo intento de no dar la cara y evitar las oportunas aclaraciones, a las que está obligado, sobre la desaparición de objetos valiosos, e incluso dinero, depositados en la oficina municipal de objetos perdidos, y para no tomar ninguna decisión, no exigir responsabilidades además de proteger a capa y espada al jefe de policía.

El PSOE recuerda que el equipo de gobierno municipal del PP encabezado por Carlos García Carbayo, con la complicidad y el apoyo de los concejales de Ciudadanos, impidió con sus votos, y se negó, a que este conflictivo asunto, que daña la imagen no solo del cuerpo de policía sino también de todo el Ayuntamiento y de la ciudad, fuera debatido en el Pleno celebrado el pasado viernes y la posibilidad de arrojar luz y transparencia sobre este turbio y oscuro suceso.

El equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca, encabezado por Carbayo, mantiene su posición de evitar dar explicaciones y de tratar de ocultar información sobre el oscuro y turbio asunto de la desaparición de objetos valiosos, e incluso de dinero, en la oficina municipal de objetos perdidos que trascendió, y del que se tuvo conocimiento la semana pasada, a pesar de que este hecho ocurrió hace ya más de un mes según ha confesado el propio jefe de la policía local José Manuel Fernández, miembro también de dicha comisión, y quién tampoco ha ofrecido aclaración alguna sobre lo sucedido, ni sobre su responsabilidad en relación a este suceso.

El PP ha dado hoy un vuelta más de tuerca a su falta de transparencia y su oposición a delimitar responsabilidades en relación a estos hechos, negándose a convocar la Comisión municipal de policía que se celebra en el Consistorio salmantino, de forma habitual y con una periodicidad semanal, prácticamente todos los miércoles en periodo de legislatura hábil, y donde el PSOE iba a pedir explicaciones, responsabilidades y aclaraciones sobre la mencionada desaparición de objetos de valor en la oficina municipal de objetos perdidos.

El Grupo Municipal no sospecha, tiene absolutamente claro y la certeza, que la no celebración de esta Comisión, cuya convocatoria tenía que haberse realizado el pasado lunes como fecha límite, y sin que haya habido ninguna justificación al respecto para no hacerlo, responde única y exclusivamente al objeto de, además de ocultar información y no dar explicaciones sobre lo sucedido, a un intento de seguir tapando este sucio asunto, de hacer que los hechos caigan en el olvido, y de continuar protegiendo al actual jefe de policía evitando su cese.

En este sentido el PSOE insiste y exige al alcalde Carlos García Carbayo, y al equipo de gobierno del PP, realizar una investigación interna en torno a la desaparición de elementos en la oficina de objetos perdidos, y que dicha investigación sea realizada por otro personal , instructor u organismo del Ayuntamiento que no pertenezca al cuerpo de la policía local, y mucho menos por el propio jefe del cuerpo, y de esta manera garantizar tanto la transparencia como la propia credibilidad y el resultado de la misma.

Los concejales socialistas se preguntan sobre los motivos que el alcalde y candidato del PP a la reelección, Carlos García Carbayo, tiene para seguir sin salir a dar explicaciones, no ya a las fuerzas políticas con representación en la Corporación municipal, sino también a los ciudadanos, sobre un asunto que no solo mancha el buen nombre del cuerpo de policía local sino también el de la ciudad y su Ayuntamiento. El PSOE se pregunta sobre cuáles serán las razones por las que el alcalde, Carlos García Carbayo, se niega a exigir responsabilidades e insiste en proteger al actual jefe de policía, y a no tomar las decisiones que sean oportunas y necesarias en este serio asunto. Y si esas razones no tendrán a lo mejor algo que ver con que el jefe de policía local sabe, conoce, guarda o custodia información y datos de carácter comprometido en relación a la gestión y la labor que el señor Carbayo ejerce como primer edil, como cargo público, o como cargo orgánico de su partido, o la que ejerce o ejerció en este mismo sentido el señor Mañueco, que fue al fin y al cabo su mentor y quien le nombró.

El Grupo Municipal Socialista recuerda que el equipo de gobierno del PP encabezado por Carlos García Carbayo, ya impidió con sus votos, y se negó, a que este conflictivo asunto fuera debatido en el Pleno del Ayuntamiento celebrado el pasado viernes, cerrando también la posibilidad de arrojar luz y transparencia sobre este turbio y oscuro asunto, en esta ocasión con la complicidad y el respaldo de los concejales de Ciudadanos, concretamente de Alejandro González y Fernando Castaño que, con una actitud servil y sumisa, ejercieron la labor que siempre han venido desarrollando en el Consistorio, la de salir en defensa y al rescate de equipo de gobierno y del señor Carbayo, uniéndose al veto del debate, evitando e impidiendo que se dieran las oportunas aclaraciones, que se arrojara luz sobre este sucio asunto, y en definitiva haciendo la función que siempre han hecho, la de servir de tapadera y hacer el trabajo sucio del Partido Popular.

Y es que estas han sido las dos únicas aportaciones hechas por la formación de Ciudadanos tanto al Ayuntamiento como a la ciudad, impedir la transparencia de la que presumen y alardean pero que tanto carecen, y obstruir de forma permanente el cambio en el modelo de gestión que tanto necesita la ciudad de Salamanca, colaborando y contribuyendo, a cambio de un plato de lentejas, a la decadencia y la falta de rumbo en la que la capital ha caído como consecuencia de las malas políticas durante tantos años del PP, y de un proyecto que se demuestra ya agotado.

El Grupo Municipal Socialista anuncia que no va a cejar en su empeño por defender el buen nombre del cuerpo de policía local, de todos sus miembros, del Ayuntamiento de Salamanca y de la ciudad, y que ninguna obstrucción por parte del equipo de gobierno del PP ni del señor Carbayo lo va impedir.

En este sentido, que a nadie le quepa ninguna duda, que los concejales socialistas van a seguir hasta el final denunciado tanto la ocultación de información y la dejación de funciones del equipo de gobierno municipal del PP y del alcalde, como la toma de decisiones unilaterales y arbitrarias, a veces de difícil justificación, e incluso de cuestionable legalidad, que toma el jefe de la policía local de Salamanca a la hora de gestionar tanto el personal del cuerpo como las actuaciones que se llevan a cabo.

Este suceso es solo un capítulo más del caos y el desbarajuste que existe tanto en el Ayuntamiento de Salamanca, en el equipo de gobierno del PP, como en la gestión de la alcaldía que ejerce por herencia el señor Carlos García Carbayo, un alcalde que estuvo desde su anterior cargo como responsable de la contratación pública más preocupado por elaborar pliegos de condiciones en las adjudicaciones de obras y servicios municipales a la carta, con el fin de que dichas adjudicaciones recayeran en empresas determinadas a las que luego poder cobrarles el favor, bien en aportaciones o donaciones para financiar campañas electorales de forma ilegal, tal y como ocurrió en su día y ha reconocido el actual tercer teniente de alcalde Fernando Rodríguez, o bien en especias, como también ha ocurrido recientemente con el mitin dado por el propio Carbayo aprovechando un acto pagado por la concesionaria del servicio de ayuda a domicilio, con el dinero de todos los salmantinos, quién, bajo el título de café-teatro reunió a los usuarios de este servicio en un reconocido establecimiento hotelero para que el candidato del candidato del PP se pudiera explayar gratis, y sin coste alguno para su formación, haciendo incluso, que muchos de los asistentes a este acto se sintieran engañados, estafados y lo que es peor, utilizados.

Tanto el PSOE de Salamanca, como el Grupo Municipal Socialista, su portavoz y candidato a la alcaldía, José Luis Mateos, están centrados, muy centrados, trabajando en la búsqueda de soluciones y en la aportación de propuestas e iniciativas que den respuesta a los problemas que ocupan y preocupan a los salmantinos, y que no son otros, según reflejan los propios ciudadanos cuando contestan a los estudios y las encuestas sociológicas, que el desempleo y la falta de oportunidades que existe en la ciudad, el éxodo de población especialmente de jóvenes, 10.000 personas menos en los últimos siete años, la mala regulación y ordenación del tráfico, la falta de aparcamientos y zonas verdes y, por supuesto, la indigna calidad en servicios públicos básicos y esenciales como la sanidad y la atención médica, los recortes y la nula preocupación por la políticas sociales y por hacer de Salamanca un ciudad más cómoda, habitable, sostenible y accesible, la falta de proyectos y nuevas infraestructuras, así como el retraso o la no ejecución de las que siempre se prometen pero que nunca se ejecutan.

Problemas todos ellos a los que los diferentes equipos de gobierno del PP no solo no han sabido dar ni aportar solución, sino que los han agravado. Unos equipos de gobierno municipal como el actual, encabezado por el señor Carbayo, más preocupado por liderar iniciativas y llevar mociones al Pleno pidiendo que no se concedan indultos a los presos independentistas catalanes cuando no se ha emitido ni dictado por parte de los jueces condena ni siquiera sentencia alguna. Mociones que escapan a las competencias de la política municipal y que nada o poco tienen que ver con la defensa de los intereses de los salmantinos y la mejora de la calidad de vida y el bienestar de todos ellos. En definitiva mociones, propuestas e iniciativas que demuestran el agotamiento del proyecto del PP, que ahora representa el señor Carbayo, con un claro objetivo, hacer oposición al gobierno de España con un claro interés partidista, y por ocultar su incapacidad para resolver los problemas de los salmantinos y de la ciudad, generando odio, crispación y enfrentamiento social, que es lo único que saben hacer.