El PP impone el rodillo y vuelve a la opacidad y la falta de transparencia en el Ayuntamiento de Salamanca

El pacto de gobierno del PP y Ciudadanos recupera, e impone como primera medida, vaciar de contenido los Plenos municipales para delegar los principales asuntos y materias de la gestión municipal en la Junta de Gobierno Local, donde han excluido al resto de grupos, con el fin de evitar el control, la vigilancia y la fiscalización sobre las decisiones de gobierno.

La opacidad y la falta de transparencia volverán a ser las señas de identidad de la gestión y la tarea de gobierno por parte del PP en el Ayuntamiento de Salamanca. El alcalde del PP Carlos García Carbayo ha dejado muy claro en la mañana de hoy cuales van a ser sus intenciones a lo largo de esta legislatura y que no son otras que la de aplicar y recuperar el rodillo de anteriores legislaturas mediante el vaciado de competencias del Pleno municipal, máximo órgano de representación y decisión del Consistorio, para delegarlas en la Junta de Gobierno Local.

Esta decisión ha sido tomada con el respaldo, la complicidad y el apoyo de Ciudadanos, que tras su pacto de gobierno con el PP y el señor Carbayo, se han olvidado de todo lo relacionado con la regeneración política y la defensa de los más mínimos principios de democráticos que deben presidir la gestión pública como son la limpieza, la transparencia y la rendición de cuentas y renegando de todos ellos.

Ciudadanos, tras su sumisión al PP y haciendo caso omiso a la voluntad de cambio pedida por los salmantinos en las urnas, se olvida de lo defendido en la pasada legislatura cuando pedía que el Pleno del Ayuntamiento mantuviera todas sus competencias propiciando que de nuevo el PP y el señor Carlos García Carbayo pueda gestionar la ciudad de espaldas a los ciudadanos, con opacidad, oscurantismo y sin la más mínima transparencia. Ciudadanos se olvida de cuando, además de abogar porque el Pleno mantuviera todas sus competencias, solicitaba también que en la Junta de Gobierno Local tuvieran presencia todas las fuerzas políticas con representación en el Consistorio para pedir ahora y propiciar la exclusión en dicho órgano que es, a fin de cuentas, como la exclusión y el rechazo de los salmantinos a los que esas fuerzas políticas de la oposición representan.

Ciudadanos a cambio de sueldos y cargos, se olvida de los principios democráticos, de la regeneración política, de la transparencia y en definitiva, de todo lo defendido en la pasada legislaturas y vociferado en campaña, a cambio de sueldos y cargos, entregando y vendiendo la ciudad y a los salmantinos, y propiciando que la políticas clientelares, el amiguismo, la corrupción, la gestión opaca y el oscurantismo además de las decisiones dictatoriales no solo vuelvan al Ayuntamiento de Salamanca sino que se recuperen con mucha más fuerza y presencia.

El PSOE recuerda que con esta decisión, la de vaciar de contenido los Plenos, máximo órgano de representación del Consistorio, y delegar sus competencias y atribuciones en la Junta de Gobierno Local, que el PP y Ciudadanos han aprobado hoy en la sesión plenaria con la exclusión del resto de fuerzas políticas, materias y asuntos claves como son los contratos públicos, su concesión, los proyectos urbanísticos, las obras y servicios, el ejercicio de acciones judiciales y la concertación de operaciones de crédito, entre otras cuestiones, van a quedar fuera y escapar del control, la fiscalización, la vigilancia y las aportaciones de los representantes de la oposición y por tanto, convirtiendo de nuevo el Ayuntamiento en un cortijo particular del PP donde no volverá a entrar ni la luz ni el aire, con puertas y ventanas cerradas, y donde el equipo de gobierno del PP encabezado por Carbayo va a hacer y deshacer en beneficio propio y de sus amigos y en contra de Salamanca, de la ciudad y de los intereses de la mayoría de los salmantinos.