El Ayuntamiento recorta en medios y condiciones del personal retrasando sine díe la limpieza de hojas secas que inundan las calles de Salamanca

Paseos y aceras se encuentran llenas de hojarasca seca que cuando se humedece está provocando inseguridad en los peatones y multitud de caídas, especialmente en personas mayores, tal y como confirman diversos servicios médicos de urgencia de la capital.

El retraso y la falta de diligencia y de previsión del equipo de gobierno del PP en el Consistorio salmantino a la hora de la recogida de la hojarasca puede además atascar los sumideros y las evacuaciones de agua en la vía pública con las próximas lluvias que se anuncian provocando inundaciones y acumulaciones de agua en calzadas y aceras.

El considerable retraso y la falta de premura y diligencia a la hora de recoger, limpiar o retirar las hojas secas de la vía pública por parte del equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca está provocando que las calzadas, paseos y aceras de la ciudad permanezcan, de forma habitual y durante muchos días, inundadas de hojarasca con el consiguiente peligro para la seguridad y la integridad física tanto de viandantes como de ciclistas o motoristas.

A la dejadez y la falta de planificación del PP en las áreas municipales encargadas de este servicio se ha unido los continuos recortes y la escasez, tanto en medios como en personal, que el equipo de gobierno destina a la recogida de la hojarasca caída en esta época del año.

El Grupo Municipal Socialista ha tenido conocimiento a través de denuncias y diversas informaciones que desde el Consistorio nunca, y de forma sistemática, se cumple o se ponen en marcha las actuaciones y la totalidad del dispositivo que en este sentido se anuncia a bombo y platillo año tras año, lo que supone continuos retrasos, falta de premura y diligencia a la hora de retirar la hojarasca de la vía pública y, por tanto, prolongar durante días y días la mala imagen y el lamentable aspecto que presentan tanto calzadas como acera  paseos o zonas verdes de la ciudad y, lo que es peor, multitud de caídas como consecuencia de los resbalones tanto de peatones o viandantes como de ciudadanos que circulan en ciclomotores o bicicletas por la gran cantidad de hojas acumuladas en lugares de tránsito.

A la ausencia de seguridad, los peligros para la integridad física de los ciudadanos, y el abandono que muestran calles y aceras de la capital se suma otro tipo de problemas que pueden y deben ser evitados por parte del equipo de gobierno del PP encabezado por Mañueco como podría ser el atasco de los sumideros y las alcantarillas de la vía pública encargadas de la evacuación de aguas que se puede provocar como consecuencia de las lluvias y la acumulación de hojas y otros restos vegetales que no se retiran a tiempo, con las consiguientes consecuencias que esto conlleva como las inundaciones y las acumulaciones de agua tanto en las calzadas por donde circulan vehículos como de las aceras.