Carbayo y el equipo de gobierno municipal del PP en Salamanca recorta financiación y elude competencias en la lucha contra la violencia de género

En el Ayuntamiento de Salamanca las políticas para erradicar y eliminar la violencia contra las mujeres se limita a meros gestos para salir en la foto, delegar sus competencias en otras administraciones y colectivos, y minorar partidas de los presupuestos destinadas a combatir esta lacra.

Esta lacra no se combate solamente, en opinión del Grupo Socialista, con convocatorias en las que se sujeta una pancarta en la Plaza Mayor, frente a la fachada del Consistorio, cada vez que una mujer muere o se produce una nueva víctima. O minorando partidas presupuestarias destinadas a la Igualdad y la lucha contra la violencia de género para destinarlas a otras cuestiones o a otras áreas y tapar agujeros, y los excesos de gasto, por encima de las dotaciones presupuestarias que tienen ya asignadas, tal y como ha ocurrido en el Pleno celebrado en el día de hoy.

El Grupo Municipal Socialista lamenta que el equipo de gobierno municipal del PP en el Ayuntamiento de Salamanca muestre, un día sí y otro también, que carece de gestión y de políticas concretas en materia de Igualdad y violencia de género. A juicio de los concejales socialistas el equipo de gobierno del PP encabezado por Carbayo se limita, en este sentido, a gestionar, de manera poco diligente y eficaz, con un objetivo clientelar y partidista, los fondos que le llegan de otras administraciones con carácter regional y nacional, delegando en terceros, y eludiendo sus responsabilidades y competencias en materia de Igualdad  y eliminación de la violencia contra la mujer.

A pocos días de la celebración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la mujer, legislatura tras legislatura, el equipo de gobierno municipal del PP, en la presente blanqueado por Ciudadanos, demuestra que la realidad social del momento le supera limitándose a combatir esta lacra con meros gestos de puro trámite y acciones de muy baja intensidad.

Esta lacra no se combate solamente, en opinión del Grupo Socialista, con convocatorias en las que se sujeta una pancarta en la Plaza Mayor, frente a la fachada del Consistorio, cada vez que una mujer muere o se produce una nueva víctima. O minorando partidas presupuestarias destinadas a la Igualdad y la lucha contra la violencia de género para destinarlas a otras cuestiones o a otras áreas y tapar agujeros, y los excesos de gasto, por encima de las dotaciones presupuestarias que tienen ya asignadas, tal y como ha ocurrido en el Pleno celebrado en el día de hoy.

Tampoco se combate equiparando a las víctimas y a los maltratadores como hizo recientemente la primera teniente de alcalde y concejala de Familia e Igualdad de Oportunidades, Ana Suárez, en un mensaje enviado a las diferentes asociaciones de la ciudad para animar a la participación en la cuarta Carrera Popular contra la Violencia de Género.

El Grupo Municipal Socialista manifiesta que ante la violencia de género solo cabe una posición, el de tener un compromiso serio, creíble e incuestionable con la defensa de los derechos sociales, la Igualdad, y con medidas reales encaminadas a combatir este drama constituido en una auténtica lacra social.

Y le recuerda al bipartido de gobierno en el Ayuntamiento de Salamanca que en políticas de violencia de género no sirven ni caben medias tintas ni iniciativas, que es lo único hecho hasta ahora, donde lo único que importe sea cubrir el expediente, un puro trámite, la foto o la búsqueda partidista en un tema tan sensible y preocupante como es el de la violencia contra la mujer.

La violencia de género desde el Ayuntamiento de Salamanca, tal y como viene defendiendo y proponiendo el Grupo Municipal Socialista, se combate con políticas claras, decididas, rotundas y efectivas puestas en marcha desde el equipo de gobierno de forma consensuada y con la participación de todos los grupos con representación en el Consistorio.